Latest News

Propietarios de terrenos y voluntarios recuperan el bosque de ribera del Segura en Cieza

19/01/2015

de Don García en Cieza han participado en la restauración fluvial de la ribera del Segura, que presentaba una notable invasión por caña (Arundo donax). Esta gramínea impide la recuperación del bosque de ribera, favorece los incendios, aumenta el consumo de agua e incrementa el riesgo de inundación. La plantación forma parte del proyecto Life+ Segura Riverlink financiado principalmente por la Unión Europea, liderado por la Confederación Hidrográfica del Segura. Además, participan como socios la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la Universidad de Murcia, la Universidad de Valladolid y ANSE. -salto- La actividad desarrollada ha consistido en la plantación, tras el desbroce, de algo más de 100 árboles y arbustos autóctonos característicos de la ribera como el baladre (Nerium oleander), el almez (Celtis australis), el álamo blanco (Populus alba), el olmo (Ulmus minor), las sargas o sauces (Salix purpurea, S.fragilis), los fresnos (Fraxinus angustifolia) o determinados juncos como la masiega (Cladium mariscus). La planta ha sido producida en su mayor parte por la Dirección General de Medio Ambiente, pero también por los voluntarios de ANSE. -salto- Esta restauración fluvial presenta la peculiaridad, como el resto de las previstas en el proyecto, de que ha sido desarrollada con la participación de los propietarios colindantes al río, implicándolos en las fases de proyecto, ejecución y mantenimiento de la ribera a través de herramientas de Custodia del Territorio. La Hoya de Don García no es la única zona que va a ser restaurada esta temporada, sino que están en marcha actuaciones en Los Charcos (Cieza) y El Olivarejo (Calasparra) que se abordarán en las próximas semanas. -salto- A parte de estas iniciativas, y otras como el estudio y marcado de especies, el objetivo fundamental del proyecto Life+ Segura Riverlink es mejorar la conectividad del cauce del río Segura y Moratalla mediante la superación de presas y azudes, para facilitar el paso de las especies acuáticas y recuperar en lo posible el carácter natural del ecosistema fluvial.

Una docena de propietarios del entorno de la Hoya de Don García en Cieza han participado en la restauración fluvial de la ribera del Segura, que presentaba una notable invasión por caña (Arundo donax). Esta gramínea impide la recuperación del bosque de ribera, favorece los incendios, aumenta el consumo de agua e incrementa el riesgo de inundación. La plantación forma parte del proyecto Life+ Segura Riverlink financiado principalmente por la Unión Europea, liderado por la Confederación Hidrográfica del Segura. Además, participan como socios la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la Universidad de Murcia, la Universidad de Valladolid y ANSE. -salto- La actividad desarrollada ha consistido en la plantación, tras el desbroce, de algo más de 100 árboles y arbustos autóctonos característicos de la ribera como el baladre (Nerium oleander), el almez (Celtis australis), el álamo blanco (Populus alba), el olmo (Ulmus minor), las sargas o sauces (Salix purpurea, S.fragilis), los fresnos (Fraxinus angustifolia) o determinados juncos como la masiega (Cladium mariscus). La planta ha sido producida en su mayor parte por la Dirección General de Medio Ambiente, pero también por los voluntarios de ANSE. -salto- Esta restauración fluvial presenta la peculiaridad, como el resto de las previstas en el proyecto, de que ha sido desarrollada con la participación de los propietarios colindantes al río, implicándolos en las fases de proyecto, ejecución y mantenimiento de la ribera a través de herramientas de Custodia del Territorio. La Hoya de Don García no es la única zona que va a ser restaurada esta temporada, sino que están en marcha actuaciones en Los Charcos (Cieza) y El Olivarejo (Calasparra) que se abordarán en las próximas semanas. -salto- A parte de estas iniciativas, y otras como el estudio y marcado de especies, el objetivo fundamental del proyecto Life+ Segura Riverlink es mejorar la conectividad del cauce del río Segura y Moratalla mediante la superación de presas y azudes, para facilitar el paso de las especies acuáticas y recuperar en lo posible el carácter natural del ecosistema fluvial.

Back