Latest News

La CHS finaliza las obras en ramblas y ríos para mejorar la respuesta frente a la gota fría

28/08/2017

organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha ejecutado en su totalidad los trabajos para la recuperación de la capacidad hidráulica de ramblas y ríos de la cuenca del Segura, con la vista puesta en las lluvias torrenciales que se producen en esta época del año. Las obras de emergencia, que han supuesto una inversión de 12,5 millones de euros, también incluyen la modernización del sistema SAIH. -salto- Las tareas en las ramblas costeras, ya finalizadas, han consistido principalmente en reparación taludes, colocación escolleras y desbroces para mejorar la evacuación de aguas durante las tormentas. Algunos de los cauces en los que se ha intervenido son la rambla del Albujón y el canal D7 en Los Alcázares (que ha sido restaurado), que tuvieron un papel importante durante las inundaciones del pasado mes de diciembre. -salto- Además, el organismo de cuenca también ha recuperado la capacidad hidráulica del río Segura y su afluentes, el río Mula y el Guadalentín. Las tareas de desbroce de vegetación invasiva se han centrado en los puntos más conflictivos de estos cauces y se ha reservado además un partida para actuar durante las próximas semanas en alguna zona en la que se detecte que procede reforzar la intervención. -salto- Modernización del SAIH, los ojos de la cuenca -salto- La CHS también ha destinado una partida para el acondicionamiento y reparación de los sistemas e instalaciones del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), que permite contar con información instantánea de precipitaciones y caudales entre otras variables. -salto- En total, el organismo de cuenca dispone de 162 puntos de control SAIH repartidos por toda la demarcación hidrográfica que ofrecen información en tiempo real que se actualiza cada cinco minutos. Los datos facilitados facilitan la toma de decisiones mediante el seguimiento de las lluvias, la ejecución de maniobras en embalses y la supervisión de los niveles y caudales circulantes en cauces y canales, además de generar las alarmas que ayudan a mitigar los daños causados por avenidas e inundaciones. -salto- Los embalses, preparados para las crecidas -salto- Los efectos de la sequía, que dura ya tres años, se han hecho notar en los embalses, cuyo nivel general está al 18% de su capacidad. No obstante, esta situación resulta favorable para hacer frente a las crecidas que se pueden producir con la llegada de los episodios de gota fría, pues embalses de regulación y presas de laminación de avenidas están más preparados para acumular caudales. -salto- Todas estas actuaciones y el bajo nivel de llenado de los embalses han permitido aumentar el grado de seguridad de la cuenca del Segura ante la eventualidad de grandes precipitaciones, si bien la seguridad plena nunca se puede garantizar ante frente a esta clase de fenómenos.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha ejecutado en su totalidad los trabajos para la recuperación de la capacidad hidráulica de ramblas y ríos de la cuenca del Segura, con la vista puesta en las lluvias torrenciales que se producen en esta época del año. Las obras de emergencia, que han supuesto una inversión de 12,5 millones de euros, también incluyen la modernización del sistema SAIH. -salto- Las tareas en las ramblas costeras, ya finalizadas, han consistido principalmente en reparación taludes, colocación escolleras y desbroces para mejorar la evacuación de aguas durante las tormentas. Algunos de los cauces en los que se ha intervenido son la rambla del Albujón y el canal D7 en Los Alcázares (que ha sido restaurado), que tuvieron un papel importante durante las inundaciones del pasado mes de diciembre. -salto- Además, el organismo de cuenca también ha recuperado la capacidad hidráulica del río Segura y su afluentes, el río Mula y el Guadalentín. Las tareas de desbroce de vegetación invasiva se han centrado en los puntos más conflictivos de estos cauces y se ha reservado además un partida para actuar durante las próximas semanas en alguna zona en la que se detecte que procede reforzar la intervención. -salto- Modernización del SAIH, los ojos de la cuenca -salto- La CHS también ha destinado una partida para el acondicionamiento y reparación de los sistemas e instalaciones del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), que permite contar con información instantánea de precipitaciones y caudales entre otras variables. -salto- En total, el organismo de cuenca dispone de 162 puntos de control SAIH repartidos por toda la demarcación hidrográfica que ofrecen información en tiempo real que se actualiza cada cinco minutos. Los datos facilitados facilitan la toma de decisiones mediante el seguimiento de las lluvias, la ejecución de maniobras en embalses y la supervisión de los niveles y caudales circulantes en cauces y canales, además de generar las alarmas que ayudan a mitigar los daños causados por avenidas e inundaciones. -salto- Los embalses, preparados para las crecidas -salto- Los efectos de la sequía, que dura ya tres años, se han hecho notar en los embalses, cuyo nivel general está al 18% de su capacidad. No obstante, esta situación resulta favorable para hacer frente a las crecidas que se pueden producir con la llegada de los episodios de gota fría, pues embalses de regulación y presas de laminación de avenidas están más preparados para acumular caudales. -salto- Todas estas actuaciones y el bajo nivel de llenado de los embalses han permitido aumentar el grado de seguridad de la cuenca del Segura ante la eventualidad de grandes precipitaciones, si bien la seguridad plena nunca se puede garantizar ante frente a esta clase de fenómenos.

Back